Saltar al contenido

Pistola para pintar con compresor portátil

pistolas para pintar compresor portatil

Las pistolas para pintar con compresor portátil, también son llamadas “difusores”. Son diseñadas para aplicar pinturas de todo tipo esmalte, barnices, etc.; de una forma mucho más rápida que la tradicional con un acabado de mayor calidad y que necesita de un esfuerzo físico menor.

Son muy fáciles de utilizar, y su única desventaja es que tienen un consumo de pintura mayor que el método de pintura tradicional. Pero tiene una característica de recubrimiento mucho mejor y una acabado liso que no se puede conseguir con ninguna otra técnica de aplique.

El éxito de la pistola para pintar, es que convierte la pintura en pequeñas gotas casi de manera que parece que pulverizara la pintura para luego ser aplicada a la superficie destinada. Ahorra tiempo y dinero; pues con la ayuda de un compresor portátil pistola utiliza ese aire comprimido que viene a una gran presión para atomizar la pintura.

Tipos de pistola para pintar con compresor

  • Pistolas de gravedad: este tipo de pistolas es utilizada en trabajos sencillos donde no se requiere de una gran cantidad de pintura, como por ejemplo los trabajos de artesanía. Tienen un pequeño deposito donde va la pintura a utilizar, este pequeño tanque va ubicado en la parte superior de la pistola. De esta manera hace que por ley de gravedad la pintura fluya a través de la pistola al presionar el gatillo.
  • Pistolas de succión: al contrario de las pistolas de gravedad, el depósito de la pintura se encuentra debajo de la pistola. Para poder expulsar la pintura, la pintura debe succionar primero hasta el difusor. También son utilizadas cuando la cantidad de pintura que se necesita es pequeña.
  • Pistolas eléctricas: este tipo de ventaja tiene la ventaja de ser mucho más ligera y practica que las demás. Su forma de uso es muy simple, por esta razón es la pistola más fácil de usar. Son ideales para adaptarse a cualquier tipo de trabajo, ya que en su mayoría contienen reguladores de potencia y nivel de expulsión de la pintura. Utilizan una bomba eléctrica que expulsa la pintura a través de un depósito por control de presión.
  • Pistolas de aire comprimido: estas pistolas son las comunes y más utilizadas en la actualidad. Contienen un nebulizador que va directamente conectado a un compresor y a la pistola. El compresor toma la pintura y la comprime enviándola a presiona a través de una manguera a la pistola para ser rociada. Generalmente este tipo de pistolas se emplean para superficies de gran magnitud.

Partes de una pistola para pintar con compresor portátil

  1. Deposito de pintura: es el envase donde va la pintura que se va a utilizar. Generalmente es llamado “tanque de pintura”, su capacidad va a depender del tipo de pistola a utilizar. Varían desde medio litro hasta los dos litros de capacidad. Mientras más pesado hace más difícil su manejo por el peso.
  2. Regulador del flujo: se trata de una válvula que tiene como finalidad controlara la cantidad de pintura que va a salir por la pistola. La mayoría de las veces esta ubicada en el gatillo de la pistola o en el mango de la misma.
  3. Boquilla: esta es la parte de la pistola por donde sale la pintura, es un pequeño orificio que se encuentra en la punta de la pistola de pintura. Las hay de diferentes formas y tamaños, su uso depende de la viscosidad de la pintura a utilizar. Además también están clasificadas por posiciones en verticales, horizontales y oblicuas. Su mantenimiento es de suma importancia ya que se pueden quedar atascadas por restos de pintura seca.